Forecasting impacts of climate change on Iberian biodiversity

O Governo Espanhol

La Península Ibérica, nuestra Península, gracias a su singular localización en una encrucijada de climas, a su relativo aislamiento biogeográfico y la persistencia en el tiempo de usos tradicionales desaparecidos en otros lugares del entorno europeo es, todavía, una de las regiones más biodiversas de Europa. Estamos orgullosos de poder compartir este privilegiado territorio, con muchas especies, algunas de las cuales sólo existen aquí, y sentimos una común responsabilidad en la tarea de conservarlas.

Pero al mismo tiempo, el territorio continental de nuestros países está también considerado como particularmente vulnerable a los impactos del cambio climático, de acuerdo con los escenarios trazados para las próximas décadas. Conscientes de esta situación, los Ministerios de Medio Ambiente de España y Portugal acordaron, en la XXII Cumbre Hispano-Portuguesa, cooperar en la evaluación de los efectos del cambio climático sobre nuestra biodiversidad . El acuerdo fue ratificado en la XXIII Cumbre. Este es el contexto en el que se ha desarrollado este estudio, combinando por primera vez la información disponible sobre la distribución de la fauna de vertebrados terrestres de la Península Ibérica, con los datos de los modelos climáticos. Los resultados ahora publicados suponen una herramienta valiosa y, al mismo tiempo, necesaria para poder tomar las mejores decisiones para la conservación de nuestro gran legado natural.

Hace mucho que los dos Estados peninsulares sabemos que los valores naturales no conocen fronteras y, por este motivo, sólo una política de conservación de la biodiversidad bien planificada, articulada y ejecutada puede ser eficaz. Por ello, nuestros dos países ya cooperan activamente en materias como la gestión de áreas protegidas transfronterizas o en la conservación de especies amenazadas tan emblemáticas como el lince ibérico o el águila imperial ibérica. Es también la razón por la que Portugal y España se encuentran entre los países europeos más vanguardistas en la materia, como lo demuestra su decidida apuesta por metas internacionales ambiciosas para detener y revertir la perdida de biodiversidad.

De este modo, el trabajo que presentamos conjuntamente constituye otro buen ejemplo de cooperación ibérica, pues en el mismo han trabajado técnicos de ambos países bajo la coordinación de un Comité de Seguimiento donde se han visto representados expertos portugueses y españoles en conservación de la biodiversidad, cambio climático y modelización del clima. En suma, una experiencia de cooperación multidisciplinar a escala ibérica altamente fructífera y enriquecedora.

Esperamos sinceramente que, en el contexto de la adaptación de la biodiversidad al cambio climático, este estudio conjunto suponga una contribución significativa para una mejor protección del extraordinario patrimonio natural ibérico.

MIGUEL ARIAS CAÑETE
Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España